Sólo las PYMES y los profesionales autónomos que “piensen en digital” verán crecer sus negocios en los próximos año

Muchas empresas, sin importar el tamaño, se han dado cuenta de que«si no están en Internet no existen». Se trata por tanto, del puente que une un negocio con el público al que va dirigido.

A día de hoy, queda desmentida la idea de que tan solo las grandes corporaciones pueden permitirse la asistencia de una empresa que se responsabilice de su diseño web, porque el auge de estos sitios especializados ha abaratado el costo de sus servicios, logrando que las pymes plaguen Internet y puedan competir en la red con los grandes grupos empresariales.

Lo que aporta una «página web bien hecha» a una empresa es la reputación, porque «será primera percepción que tiene un posible cliente del negocio». Para esto, considera muy importante que esté desarrollada y diseñada por «expertos en la materia, no vale cualquiera».